Skip to content

El jefe de Proyecto Fantasma : Parte 1

Este es el primero de 4 posts sobre el mundo de la gestión de proyectos.

Desde hace varios años trabajo como proveedor de desarrollo y consultoría web para agencias de publicidad, comunicación, marketing y diseño. El resto de «tipos» de agencias son simplemente lo mismo con otro nombre. Y en todas ellas hay una «persona» que le llaman El Jefe de Proyecto según el cache de la agencia le llaman El Project Manager o simplemente «El Project».

Pero antes de escribir esta entrada hice una búsqueda en google, de algunos resultados, seleccione estos posts con títulos interesantes ej:

Cuatro cualidades que debe tener un buen jefe de proyecto.
El Jefe de Proyecto.
Cinco cualidades deseables para ser un bine jefe de proyecto.
14 maneras de ser el peor jefe de proyecto.

El autor de este ultimo seguro llego al mismo punto que yo, el soberano cansancio de lidiar con «Fantasmas», uso esta palabra de manera literal, no como sinónimo de «Farsante» ya que el que actúa como farsante sabe incluso mentir bien, en el caso del «Jefe de proyecto fantasma» es el que aparece solo cuando hay que exigir explicaciones o al final del proyecto para decir que hay que darse prisa para cumplir las fechas. Porque durante todo el proyecto esta persona no existe, responde emails tarde y sin sentido, pregunta miles de veces lo mismo y a veces se va de vacaciones en medio del proyecto. También seria el «Jefe de Proyectos Itinerante» que es el que la agencia crea por no escoger bien a la persona encargada, empiezan a rotar personas hasta que de pronto dejan al proyecto sin su Jefe porque de tanto actor se acaban los papeles.

Pero ¿Como es este ser?, antes un poco de historia.
En los inicios de las agencias existían los vendedores, por lo general eran los propios dueños de las agencias, que sabían todo el manejo del negocio, pasaron por todos los niveles hasta convertirse en el dueño de su «producto» y lo que vendían era a si mismos y la agencia era un reflejo de él.
Cuando las agencias crecieron y el jefe ya con la pasta suficiente para dedicarse a dar charlas y compartir su conocimiento (muchas veces se agradece) empiezan a buscar Vendedores a Sueldo y Comisión, el perfil de este nuevo empleado era vender, vender lo que sea y como sea con tal de conseguir sus comisiones o primas, muy efectivo a la hora de hacer dinero y poco problemático cuando hay poca demanda.
Conforme las agencias crecieron y aglutinaron servicios de varios profesionales el Vendedor de toda la vida conforme aprende el negocio sube escalones hasta llegar a llamarse Director de Marketing, con este nuevo puesto su trabajo se transforma en lobby por lo que llevar un cliente o un proyecto en concreto se convierte en un «desafío» como ya tiene a su cargo varios clientes, necesita gente a su cargo y contrata «gente» para que hagan su trabajo naciendo así los «Ejecutivos de Cuentas» el cliente mas el producto pasan a llamarse Cuentas, ya no importa ni lo que la agencia ofrece ni el producto solo generar dinero y manejar una cuenta de ingresos (los gastos son problema de contabilidad).
Y así llegamos al nacimiento del Jefe de Proyectos, una figura secuestrada de los entornos de desarrollo de software o ingeniería he importada a las Agencias y que mejor idea que hacer que un Ejecutivo de Cuentas o Key Account Manager sea el Jefe de proyecto. Es en este preciso momento donde todo se vuelve negro. Así como nace el Jefe de proyecto nacen también los Product Managers (a mi pesar fui uno), los New-media Managers, Bussines Managers y además seudo posiciones capaz de crear mas problemas que soluciones a que lo único que tienen es responsabilidades pero nada de apoyo por parte de sus superiores. Los consultores mejor ponerlos aparte, trataré mi experiencia en consultoras y consultor independiente en otro post.

El mayor problema de estos perfiles es su falta de experiencia, poco interés y sobre todo su ego. Creen que preguntar algo que no saben es quedar en ridículo, mantener un control sobre una tarea es algo muy complejo y tienen una adicción al ASAP. A ojos del cliente pretenden saberlo todo dándole siempre la razón o hechandole la culpa al “equipo” un equipo que depende de él. Incluso pretenden usar herramientas de control como basecamp, projects, omniplanner para simular que lo tienen todo planificado, para luego olvidarse de ellas.

Su arma de destrucción masiva es el CC o CCO del email, cuando alguien debe tomar una decisión para avanzar en el proyecto o solucionar algún tema crean una cadena de mails metiendo en copia hasta a personas que jamas participaron en el proyecto, generando conversaciones absurdas llenas de pajas mentales sin aporte alguno, la detonación de esa bomba llega cuando alguien de la cadena de emails mete en la copia al “JEFE” esperando que sea él quien tome una decisión sin siquiera saber la evolución, eso se llama comúnmente “tirar el muerto” a lo que el jefaso responde con – Convoco una reunión urgente – lo peor es que en esa reunión es totalmente improductiva ya que lo único que se hace es ver cual es el macho alfa y empezar a echar culpas.

Una vez que la bomba estalla el siguiente paso es… nada!… algo que no entiendo porque pasa pero de pronto esa cadena de emails se para, reina la calma y el silencio, en ese momento el equipo visto que nadie decide ni concluye nada insiste y a los días se determina una solución que ya se tomo hace días pero no se validó y es ahí donde alguien del equipo para avanzar toma la decisión de continuar con tal de no parar y llegar a tiempo a la fecha de entrega. Una fecha de entrega que por lo general el Jefe de Proyecto desconoce, incluso desconoce el procedimiento de entrega.

El resultado de la típica gestión de un Project Manager es el agobio y cansancio del equipo, genera un malestar emocional con la frase lapidaria – vamos a acabarlo Ya! para cobrar -, es en ese momento cuando se generan errores y se dan cuenta a última hora de los “pequeños detalles” (con detallitos se construyo el infierno), detalles olvidados durante la evolución del proyecto. Ademas de las necesidades de ultima hora del cliente hay que sumarle las correcciones obvias que tiene todo proyecto, todo esto traducido en horas y horas de desvío que conllevan una perdida del porcentaje de beneficio sobre el proyecto.

Esto es evitable? si.
Depende solo del Jefe de Proyecto? no.
El Jefe de Proyecto es el único culpable? no.
Puede hacer algo el equipo? si.
Debe cambiar el papel del cliente? si.
Los proveedores pueden hacer algo? si.

¿Que debe hacer realmente un jefe de proyecto?

Continua…


Published by pancho

Publicista renegado con alma de programador y corazón de diseñador. aka: Technical Designer. Escribo fatal, tengo faltas de ortografía y espero me disculpen por ello ;)


Comments (2)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


A %d blogueros les gusta esto: